La importancia de la lectura

La lectura nos hace inmigrantes a todos.
Nos lleva lejos de casa, pero lo más importante, nos encuentra un hogar donde sea.


Hazle Rochman

domingo, 30 de mayo de 2010

La escritura sí que importa ¡y la normativa, dónde la dejamos?

Quiero hacer una reflexión acerca de las prácticas de escritura de las y los estudiantes de nivel superior, es notable como año a año se incrementan los problemas para hacer que un texto sea legible, hay ciertas cuestiones que parecen no estar incorporadas en las y los ingresantes: el uso de mayúsculas, la acentuación, la puntuación y las reglas ortográficas no son tenidas en cuenta en la gran mayoría de los casos, los textos que los estudiantes entregan no suelen ser revisados y "suponen" que el lector deberá inferir las ideas que tuvieron en cuenta al momento de la puesta en texto, aquello que ellos mismos denominan lo que "han querido poner".
La lectura de un texto conlleva una serie de actividades por parte del lector, esto implica que primero se debería revisar el paratexto, trabajar los títulos, los subtítulos, los prólogos si los hubiera, las fotografías, los epígrafes, etc. Esta primera actividad de anticipación siempre resulta útil pués nos brinda una primera pista acerca del tema que se va a abordar en el texto, de la misma manera cuando escribimos un texto debemos tener en cuenta al posible lector y darle todos los datos que éste necesita para poder interpretar aquellas ideas que el escritor/a ha tenido en mente al momento de producir.
Lo que suele estar ausente en las producciones de las y los alumnos es justamente la representación del posible lector/a, de modo que creo necesario insistir en trabajar la lectura y la escritura como una práctica concreta y a la par utilizar las convenciones de la escritura y diferenciada de la oralidad, ya que es frecuente encontrar en las producciones escritas expresiones propias de las instancias coloquiales del tipo "buenísimo" o bien " y bueno" "uf" y tantas otras que no se adecuan a las situaciones comunicativas propias de la escritura. Otra muestra de que el posible lector está ausente en las producciones son los "descuidos" ortográficos, parecería que la normativa respecto de las reglas ortográficas no son tenidas en cuenta y suelen ser comunes errores del tipo "an" tenido "a" salido, no diferenciando las categorías gramaticales. Los textos de los estudiantes frecuentemente carecen de las propiedades que caracterizan a un texto, esto es la adecuación, la coherencia y la cohesión, en consecuencia la posibilidad de interpretar las ideas de quien escribe a veces resulta una tarea ímproba.
Por ello es necesario insistir en trabajar una amplia variedad de textos desde el nivel inicial y  articular con  el primer y segundo ciclo de modo de  garantizar el desarrollo del hábito lector y de las competencias comunicativas necesarias para una eficaz comprensión  lectora y una adecuada práctica de escritura.
Continuará....

6 comentarios:

Eliana dijo...

Profe me parece interesante la reflekión,yo el año pasado me di cuenta sobre mis errores de acentuación porque ustede me lo hizo ver.Quizas es verdad que las maestras por ahi no tienen tiempo o no se que para ponerse marcar los diferentes errores,por eso uno sigue con esos errores toda la vida.ELIANA PEDRAZA

cynthia zas dijo...

Es muy interesante la reflexión profe, y es verdad también. Por ahí lo que más cuesta es producir textos, porque se obvian partes que uno cree que el lector la va a entender, pero el texto queda incompleto.
Espero la segunda parte.
saludos.

Graciela dijo...

gracias chicas ! siempre me alientan a seguir
cariños

elena dijo...

Hola profe:me parece muy interesante su reflexion,pienso que
escribir bien es fundamental. La buena utilización de la ortografía y de la gramática mantiene viva y fuerte la lengua que hablamos.
Intuyo que las razones por las cuales una persona escribe con errores son varias. Entre ellas se encuentran la distracción, la escasa importancia que se le da a la ortografía, la poca lectura de libros y la influencia de otro tipo de lenguajes tecnológicos como el que se usa ahora con los mensajes de texto.
Redactar sin faltas debería ocupar un lugar importante a la hora de escribir,y más si uno quiere estar al frente de un grado formando a sus alumnos.
SIGA SORPRENDIENDO PROFE

Graciela dijo...

gracias Elena siempre son muy ricas tus intervenciones, cariños

Eliana dijo...

profe la verdad me quede sin palabras,me gusto muchisimo.
saludos.Eliana Pedaza

Bienvenidos estimados alumnos y alumnas

La literatura no reconoce ninguna ley, ninguna norma, ningún valor. La literatura, como lo demoníaco, sólo se define negativamente, pronunciando una y otra vez su 'non serviam'. Tratando, desde luego, de la condición humana, y de la acción humana, ofrece tanto lo hermoso como lo monstruoso, tanto lo justo como lo injusto, tanto lo virtuoso como lo perverso. Y no se somete, al menos en principio, a ninguna servidumbre. Ni siquiera moral. La experiencia de la literatura es extraña a la moral, escapa a la moral, y no se somete, sin violencia, a su soberanía."
Jorge Larrosa
PARA SABER MAS:
dialogar con autores, leer sus obras, bucear en su historia
http://www.imaginaria.com.ar

malas palabras 2